HASTA 6 CUOTAS SIN INTERÉS + ENVÍO A DOMICILIO (EN 24HRS DENTRO DE GBA)

Fancy Gray



Entre los diamantes de colores existe un tono lleno de misterio: el fancy gray. Estas piedras vienen en una amplia gama de intensidades y combinaciones para complacer todos los gustos. 

En la mayoría de las minas productoras de diamantes se ha encontrado al menos un Fancy Gray, pero sus principales fuentes están en India, Rusia, Brasil, Sudáfrica y Australia.

Los grises no son los más alegres y llamativos de la familia fancy, pero por ello no dejan de ser cautivadores y hermosos. Además, esta piedra no está entre los colores más costosos, por lo que se puede optar por un gris si se quiere algo único dentro de un presupuesto no tan elevado. 

Su color es causa de altas concentraciones de hidrógeno y en algunas ocasiones por el boro dentro de su estructura cristalina. 

En sus versiones más claras, los grises dan la impresión de ser diamantes incoloros, presentando un considerable reflejo de luz. Es por ello, que es común conseguir estos fancy en cortes brillantes. Pueden ser los protagonistas un anillo de compromiso aportando originalidad con un interesante brillo metálico que sin duda robará miradas. 


Infinitos grises

Se cree que el ojo humano puede distinguir hasta 500 tonos e intensidades distintas de grises. Este debe ser aproximadamente el número de diferentes Fancy Grays disponibles para escoger. 

El instituto americano de gemología, GIA por sus siglas en inglés, los calificó con las siguientes intensidades: Faint Gray, Very Light Gray, Light Gray, Fancy Light Gray, Fancy Gray y Fancy Dark Grey.


En sus versiones más claras dan a apariencia de estar ausentes de color y en las más oscuras de ser negros traslúcidos. 


Colores Secundarios

Los colores más comunes presentes en los diamantes grises como modificadores del matiz primario son: Yellow, Yellowish, Greenish, Bluish y Violet. 

Aunque los diamantes grises no son los más valorados, combinaciones con azul y violetas pueden llegar a alcanzar precios relativamente altos. 

El color gris es común como color secundario en casi todos los diamantes fancy. 


El Sultán de Morocco 

Su color primario es el azul, pero la belleza que agrega el gris a esta impresionante gema no puede dejar de destacarse. El Sultán de Morrocco es un Fancy Greyish Blue de 35,27 carats considerado el cuarto diamante más grande del mundo. 

Tanto su historia, como algunos datos gemológicos de esta piedra son desconocidos. Se cree por el nombre que tiene algún vínculo con el Sultán de Morocco, más no hay hasta los momentos evidencia concreta de esto. 

Su origen también es un misterio. Los expertos predicen que por tratarse de un diamante de mediados de siglo 19, probablemente haya sido encontrado en minas de la India. 

Perteneció a la familia de la nobleza rusa Yusupov durante 82 años, hasta que fue vendido a Cartier en Nueva York. 

Más tarde, a mediados de los 70, fue vendido a un coleccionista privado por 250.000 dólares. Desde entonces, no se sabe del paradero de este impresionante diamante. 


Compromisos grises

Cada día el interés de poseer una joya única que refleje la personalidad y originalidad de la pareja crece más y más. Un anillo de compromiso con un diamante gris logrará sin duda ese resultado. 

Las combinaciones son tales que puede ser un toque sutil y casi imperceptible o una pieza osada con una piedra con colores grises oliva o azulados.