HASTA 6 CUOTAS SIN INTERÉS + ENVÍO A DOMICILIO (EN 24HRS DENTRO DE GBA)
Boton Whatsapp

Fancy Black


El diamante Black o Carbonado, es una de las piedras preciosas más enigmáticas y maravillosas que se conoce. Su popularidad está creciendo con el pasar del tiempo, por las increíbles y famosas joyas de inigualable belleza de las que ha sido parte.

En el pasado, los Fancy Black no eran apreciados como gema, eran en cambio utilizados por su dureza excepcional en distintos procesos industriales. Es a partir del siglo XX, cuando por su encanto oscuro, se incluyeron en el diseño de piezas de alta joyería. 

Son producidas en pocos lugares, suelen aparecer principalmente en depósitos aluviales ubicados en la República Centroafricana y en Brasil. 

Una interesante teoría del 2006 afirma que estas gemas pueden provenir del espacio. Esta hipótesis explica que los Fancy Black se formaron luego de la colisión de un asteroide contra la tierra miles de millones de años atrás, antes de la separación de los continentes. Esta conjetura justificaría la diferencia entre su aspecto y el de un diamante convencional. También demostraría el por qué no se consiguen dentro los tubos de kimberlita como el resto de los diamantes que se forman dentro de la corteza de la Tierra. 

El origen de su color, a diferencia de los otros diamantes Fancy, no se debe a cambios en la estructura durante el proceso de formación, sino gracias a la gran cantidad de inclusiones de grafito y otros minerales dentro del cristal.

Los Carbonados tienen una estructura policristalina, es decir, que no son una sola pieza sólida como los otros diamantes, sino que están formados por miles de diminutos cristales unidos.

Estos diamantes suelen también ser completamente opacos, con una apariencia metálica debido a su alto nivel de brillo.

Aunque no son los más raros de la familia Fancy, su misterioso color posee un poderoso atractivo. Son los preferidos en los diseños de joyas masculinas y en los atrevidos anillos de compromiso de las celebridades. Además, estos suelen conseguirse a valores más accesibles que otros diamantes de color. 



Color Único

Los diamantes Fancy Black poseen su originalidad no solo en su tono oscuro, si no también en la forma de ser calificados, la cual rompe con el protocolo empleado para el resto de los diamantes.

El color, no posee clasificación, pues a diferencia de los otros Fancy, los Black, solo tienen una única intensidad: Fancy Black. Y, debido a que el color es precisamente a causa de las inclusiones, la claridad en esta piedra también carece de calificación. Eso deja el peso y el corte, que serán los aspectos a tomar en cuenta a la hora de certificar la calidad de esta gema.


La procedencia del color también influye en su costo. Los Fancy Black de origen natural son mucho más apreciados que aquellos que logran su coloración por intervención humana. 

Sin embargo, es importante comprobar que el color esté completamente saturado y que la piedra no posea imperfecciones que puedan observarse a simple vista. 

Poner atención a escoger una talla que resalte su impactante brillo y que combine con el estilo de quien lo llevará puesto, es lo que debemos considerar a la hora de elegir una joya con diamante negro. 


Famosos de Negro

Son muchas las historias de maleficios en diamantes antiguos, pero la leyenda detrás del Black Orlov es sin duda la más interesante. 


Este famoso diamante negro de 67.5 ct, es el Fancy Black más grande del mundo. Tuvo su origen en la India en el siglo XIX. Era parte de una impresionante piedra de 195 carats que se usaba como ojo en una estatua de Brahma, el Dios Indú de la creación; en la ciudad de Pondicherry al sur de la India.  

La leyenda cuenta que un soldado disfrazado de monje se robó la piedra, matando el espíritu de Brahma al despojarlo de su ojo. Esto causó que una maldición cayera sobre el diamante, condenando a quien que lo posea.

Aunque no se sabe más nada de él hasta 1930 cuando reaparece en New York (con solo la mitad de su tamaño), se conoce de tres de sus dueños que saltaron de altos edificios acabando con su vida; incluyendo a la princesa rusa Nadia Orlov, por quien esta pieza recibe su nombre.

En 1950, Charles F. Wilson compró el Black Orlov y lo mandó a cortar en un intento de “liberarlo” de la maldición. Esta estrategia parece tener éxito, pues ninguna otra muerte ha sido asociada a ella. 

Actualmente, está dispuesta en un dije rodeado de diamantes que cuelga de un impecable collar también de diamantes talla brillantes. 



Compromisos con Estilo

Con el pasar del tiempo, la forma de apreciar estas piedras ha cambiado mucho. Desde ser diamantes poco valorados históricamente, pasaron a ser una gran atracción para los consumidores de hoy en día; inclusive como piedras centrales para anillos de compromiso.

En algunas culturas, el diamante negro simboliza buena fortuna y reconciliación. 

Su protagonismo creció gracias a su aparición en anillos de compromiso de celebridades como Carmen Electra, la artista de tatuaje Kat Von D e inclusive por el personaje de Carrie en la película de Sex and the City 2 cuando Mr. Big le obsequia un anillo de compromiso con un diamante negro de 5 ct.